Historia

Provincia de San Juan, 1930. El ingeniero químico Manuel Odilón Albarracín comienza a producir fertilizante orgánico utilizando métodos artesanales propios de la época.

El mundo de esa época vivía una profunda crisis que configuraba un contexto muy desfavorable para emprender cualquier industria. Sin embargo, con el tesón y la fuerza interior que conocen los productores del campo argentino, y aplicando las herramientas de la ingeniería, se logra producir fertilizante orgánico a base de fermentación y compostaje de materias primas existentes en la zona.

Con el correr de los años se fueron mejorando los sistemas productivos, ampliando la oferta de productos y se fue consolidando la empresa como referente de los productores agrícolas locales.

Aquella industria dejó, no solo una enseñanza en cuanto a la fuerza de voluntad ejemplar, sino que también sembró en los descendientes la conciencia del trabajo, el respeto por el productor y un profundo cariño por la tierra.

Hoy, después de tres generaciones de innovación y mejora, hijos y nietos del Ingeniero Albarracín llegan al productor a través de la empresa Agrosuelo, cuyos productos y servicios Ud. podrá conocer en este sitio.

_